febrero 27, 2021
Advertisement
[Total: 1   Promedio: 5/5]
Advertisement

Vacunación felina. Las vacunas para gatos son la mejor manera de proteger a un felino contra enfermedades infecciosas o bacterianas. Enfermedades que pueden llegar a costarle la vida. Las vacunas son un preparado de antígenos que se obtienen a partir de pequeñas cantidades muy seguras de virus o bacterias previamente debilitados o destruidos. Provocan la producción de anticuerpos y con ello una respuesta de defensa ante microorganismos patógenos. Generan “memoria inmunitaria”. El sistema inmunológico del gato recuerda al “enemigo” (el virus o bacteria que contenía la vacuna). Produce una inmunidad transitoria frente a él.

Las vacunas muestran al organismo del gato cómo defenderse de microorganismos como virus o bacterias.

Los gatos no quedan infectados o pueden tener una infección más leve y menos peligrosa.

Existen dos tipos de vacunas: en primer lugar las vacunas prioritarias y por otro lado las vacunas optativas. En este post, nos centraremos en las prioritarias.

Vacunación felina: vacunas prioritarias

Trivalente felina: llamada así porque protege frente a tres enfermedades distintas:

  1. Panleucopenia: gastroenteritis infecciosa felina. Es una enfermedad causada por un parvovirus muy contagioso y muy resistente al ambiente. Es poco frecuente en gatos que no tienen acceso al exterior. Más común en aquellos que sí tienen acceso al exterior. Sin atención veterinaria, la mortalidad es cercana al 90%. El gato se debilita rápidamente. Se deshidrata a causa de diarreas y vómitos. La vacuna trivalente que protege contra esta enfermedad es muy eficaz.
  2. Rinotraqueítis: gripe felina. Es una infección de las vías respiratorias. Es muy contagiosa. Pueden padecerla gatos de cualquier edad. Más frecuente en cachorros entre las 6 y 12 semanas de vida. Es la causa más importante de enfermedad de vías respiratorias en felinos, seguida por la infección por el calicivirus felino.
  3. Calicivirosis felina: Es una enfermedad respiratoria grave producida por un virus que, a menudo, acompaña al de la rinotraqueitis. Los gatitos jóvenes o los de criaderos suelen ser los más afectados. El contagio se produce por contacto directo entre gatos. También a través de camas, jaulas y comederos. El virus puede vivir hasta 20 días en el ambiente.

Rabia: es una enfermedad mortal transmisible de gatos a personas, mediante el mordisco. La vacunación contra la rabia es obligatoria para gatos que permanecen en residencias, campings o centros vacacionales. En algunos países es obligatoria. En España, sólo en ciertas comunidades autónomas. Consulta con tu veterinario para saber si debes ponerle esta vacuna a tu gato.

En HuellaCanina.com recomendamos la vacunación de nuestras mascotas para evitar males mayores y disponemos de una amplia gama de productos para tu gato de óptima calidad.

Advertisement
Tags: , , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13