sábado, octubre 19, 2019
[Total:0    Promedio:0/5]

Tener un gato con ansiedad es bastante frecuente y está en el origen de muchos problemas de salud y de comportamiento. Conoce los síntomas de la ansiedad y sus soluciones en este post.

Son animales muy sensibles a los cambios en el ambiente y, en consecuencia, altamente estresables. Al igual que las personas, algunos gatos saben gestionar mejor las situaciones de estrés y otros las acusan más.

Una situación de estrés prolongada en el tiempo puede ocasionar problemas de salud y de comportamiento. Un estrés ocasional es la base de la supervivencia y por ende, no tiene porque ser malo. Es fundamental aprender a reconocer los síntomas de un gato con ansiedad y ponerle remedio inmediatamente.

Qué es la ansiedad en gatos

La ansiedad es la alerta a una respuesta fisiológica de alarma. Cuando un gato detecta un peligro en el entorno, su cuerpo se prepara para luchar o escapar de esa amenaza.

Esa respuesta fisiológica no es mala, sirve para la supervivencia. Cuando esa ansiedad es desproporcionada o es demasiado prolongada en el tiempo, se vuelve patológica. Puede acabar con problemas de salud física y psíquica del felino.

¿Cuáles son las causas de la ansiedad en gatos?

Los gatos son animales muy sensibles. Cualquier cambio en el ambiente puede ocasionar un gato con ansiedad.

Casi todos los desencadenantes son de origen ambiental. Estos cambios en el ambiente pueden provocar una reacción emocional en el gato y afectar tanto a su comportamiento como a su salud.

Posibles cambios que frecuentemente generan ansiedad en gatos domésticos son:

  • Una mudanza
  • Un nuevo animal a la familia
  • La llegada de un bebé
  • Cambio de mobiliario
  • Obras en casa o cerca de ésta
  • Cambios drásticos de rutina
  • Soledad prolongada
  • Actitud inapropiada por parte de los propietarios

En realidad, todo aquello que pueda ser percibido por el gato como una amenaza será susceptible de provocarle ansiedad.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad en gatos?

Cambios de comportamiento

Algunos gatos, cuando sufren ansiedad, pueden demostrarla incrementando aquellas actividades que les hacen sentir más seguros. En este sentido, pueden mostrarse especialmente apegados a sus propietarios, buscando un contacto constante, o bien todo lo contrario: huir del contacto para ir a buscar la seguridad de una estancia tranquila en casa.

Problemas de eliminación inadecuada

Cuando el gato deja de hacer sus necesidades en su arenero y las realiza por otros lugares de la casa.

Un gato que sufre ansiedad tenderá a incrementar su conducta de marcaje, tanto arañando muebles, alfombras, sofás y otro mobiliario con más frecuencia u orinando por toda la casa.

Los síntomas más frecuentes de la ansiedad en gatos son:

  1. El gato orina y defeca fuera de su arenero
  2. Rasca y araña más de lo que lo hacía habitualmente.
  3. Se muestra especialmente apegado, o especialmente esquivo y agresivo, dependiendo de cada caso.
  4. Se lame compulsivamente.
  5. En casos extremos de depresión, los gatos pueden llegar a mostrarse apáticos.

Cambios en la salud

La ansiedad prolongada incrementa el riesgo de padecer enfermedades, puesto que suelen padecer una bajada de defensas mientras su cuerpo lucha por adaptarse al hecho de estar sometido a una amenaza constante.

Ello puede provocar:

  • Infecciones
  • Trastornos gastrointestinales
  • Fatiga
  • Anorexia: el gato deja de comer

Cómo gestionar un gato con ansiedad

Procura que el ambiente en el que vive tu felino sea percibido por él como un ambiente tranquilo y seguro.

Si tu gato se siente amenazado o en peligro, entonces se activará su respuesta de estrés.

Una vez la ansiedad ya ha aparecido, entonces lo mejor es seguir algunas pautas para reducirla. Aquí te las mostramos:

  • Detecta la causa del problema: si se trata de estímulos difícilmente apreciables, busca la ayuda de un etólogo felino que te guíe a detectar qué es aquello que está estresando a tu gato.
  • Momentos de relax: buscado un lugar tranquilo en casa. Allí podrás preparar su “refugio” con su cama, su comedero, su bebedero y un spray difusor de feromonas. Un sitio donde sepa que no será molestado.
  • Ejercicio y juegos: estos generan endorfinas, que combaten el estrés además de mejorar vuestro vínculo afectivo.
  • Alimentación adecuada: alimentación de calidad que cubra sus necesidades nutricionales y que le aporte la energía necesaria para afrontar cualquier amenaza.
  • Feromonas: feromonas apaciguadoras que sirven para combatir la ansiedad en gatos.

En Huellacanina te aconsejamos tener paciencia y consultar con tu veterinario o un experto ante cualquier eventualidad. También disponemos de feromonas apaciguadoras para gatos, así como juguetes para tratar el posible estrés felino.

Tags: , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13