septiembre 27, 2022
Advertisement
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Advertisement

Para saber el tratamiento de la conjuntivitis en perros, primero explicaremos ¿qué es la conjuntivitis?

Se produce cuando la membrana conjuntiva que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados se inflama.

La conuntiva no es perceptible a simple vista ya que es translúcida y muy delgada, con textura viscosa. Pero, cuando se irrita, se muestra enrojecida y provoca picazón, ardor y lagrimeo constante. La conjuntivitis es una enfermedad muy común en perros, igual que en personas.

Sus causas pueden ser variadas.

En general, este trastorno ocular no afecta la vista de forma permanente aunque puede dificultar la visión debido al lagrimeo y la hipersensibilidad a la luz que provoca.

Tratamiento de la conjuntivitis en perros

Ante cualquier síntoma de conjuntivitis en perros, siempre es necesario acudir al veterinario. Que sea el quien diagnostique el tipo y el tratamiento adecuado. Nunca debemos medicar por decisión propia. Habitualmente el tratamiento se basa en la limpieza del ojo con suero fisiológico y gasas estériles. También la aplicación de antiinflamatorios esteroideos vía oral o inyectada. Habitualmente no se recomienda ningún fármaco de aplicación tópica porque la absorción cutánea es difícil. La zona ocular es muy delicada, lo cual lo hace prácticamente imposible. Mucha gente todavía cree que un buen remedio para la conjuntivitis en perros es untar una gasa estéril con infusión de manzanilla calmante para lavar el ojo del animal. Pero esto es un error; puede provocar más irritaciones. Lo más recomendable para mantener los ojos del perro limpios es el uso del suero fisiológico.

Advertisement

Cómo prevenir problemas oculares en perros

Lo más importante a la hora de prevenir la conjuntivitis en perros es mantener una buena higiene ocular y una alimentación adecuada que haga que las defensas del perro estén en plena forma.

  1. Limpiar frecuentemente los ojos del perro con una gasa estéril y suero fisiológico (nunca con infusión de manzanilla) para retirar las legañas y la suciedad acumulada.
  2. Cortar el pelo del perro de alrededor de la zona ocular para evitar que la suciedad acumulada en él se introduzca en el ojo y pueda dañarlo.
  3. Evitar que el perro entre en contacto con productos químicos, por ejemplo productos de limpieza del hogar. Esto es importante porque podría provocar, también, afecciones respiratorias.
  4. Mantener las revisiones periódicas en el veterinario al día.
  5. Alimentar al perro con una dieta equilibrada y de calidad que fortalezca su sistema inmunitario.

En HuellaCanina.com sabemos de la importancia de la salud en nuestras mascotas, por lo que disponemos de una amplia gama de productos relacionados con su cuidado.

Advertisement
Tags: , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13