jueves, mayo 23, 2019
[Total:1    Promedio:5/5]

Perro feliz, la importancia de saber reconocerlo.

Hay diferentes signos que nos informarán de cuando tenemos un perro feliz.

Sus ojos:

Sus ojos estarán relajados, parpadeará suavemente y su mirada será relajada y divertida. Aquí tendremos un perro feliz.

Debemos tener en cuenta que nuestro amigo no siempre tiene la misma forma de mirar. Cuando lo vemos con los ojos entrecerrados y la mirada penetrante, eso significa que se encuentra enfadado y es un claro síntoma de agresividad.

Otro síntoma es observar las acciones y actividades que el animal hace durante el día. Observando los gestos que pone en cada actividad, serás capaz de ver su estado de ánimo y saber tienes un perro feliz.

Su boca:

La boca relajada

Cuando nuestro amigo se siente feliz tiene la boca entre cerrada y ligeramente abierta, que parece que sonriera. El lenguaje corporal es muy indicativo sobre cómo se encuentra el perro.

Si jadea con la boca abierta, podría ser signo de calor o de estar estresado y no sería un perro feliz.

Las orejas y la cola:

Orejas relajadas o de forma natural indican un perro feliz.

Un can que tiene las orejas erguidas hacia adelante indica que está interesado en algo que está pasando a su alrededor.

También es cierto que las formas de las orejas varían según el tipo de raza. Pero su significado siempre suele ser el mismo y también las señales indicativas.

La cola. Los perros felices menean la cola de un lado a otro de tal manera que mueve todo su cuerpo.

Cuando la cola se mueve con rigidez, pero no el resto del cuerpo, el perro está observando lo que está pasando a su alrededor.

Comportamiento agresivo:

Hay perros agresivos, destructivos, que muerden todo lo que encuentran a su paso. Hay que tener en cuenta que esta actitud podría ser un signo de estrés o aburrimiento.

Los perros, cuando están felices no muerden, en su lugar muerden y juegan con los juguetes.

El apetito de un perro feliz:

Si el perro es feliz, no pierde el apetito, sino que comerá sin problemas. Cuando nuestro amigo no quiere comer, ello puede ser un síntoma de enfermedad.

Dinamismo y actividad:

Mientras que la edad y la salud juegan a su favor, un perro feliz debe ser activo durante mayor parte del día, le gusta pasear y jugar.

Cuando un perro es reacio a participar, ello será una señal de que no se encuentra bien. Hay que llevarlo al veterinario para asegurarnos de que no está enfermo o lesionado.

En HuellaCanina.com recomendamos dinamizar la vida de nuestra mascota jugando con él y sacándolo a pasear; para ello disponemos de un elenco de correas y juguetes para hacerlo más sencillo.

Tags: , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13