miércoles, febrero 20, 2019
[Total:1    Promedio:2/5]

El oído del perro es el órgano responsable de su extraordinaria capacidad auditiva; pero también de su equilibrio. Los conductos auditivos del can se enredan para facilitar su función. Esto también dificulta que entre el aire que haría una limpieza natural del oído.

El aseo de los oídos del perro es un momento idóneo para revisar si existe alguna dolencia o infección en esta zona. La entrada del conducto auditivo debe presentar un color rosado pálido: es síntoma de buena salud.

El oído del perro sano, además, no huele mal.

La presencia anómala de cera en esta parte del pabellón, por el contrario, puede estar alertando de que existe una dolencia. Un hedor desagradable e intenso procedente de la zona del oído es un posible aviso de una infección (otitis canina). La inflamación auditiva ocasiona picor y molestia. El perro se rasca con insistencia y sacude sus orejas de un modo anormal. Una pronta visita al veterinario es lo recomendable en este caso.

En HuellaCanina.com recomendamos el cuidado auditivo de nuestras mascotas y disponemos una gran variedad de limpiadores óticos adaptados a las necesidades de cada animal. Pincha aquí.

Tags: , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13