noviembre 18, 2019
[Total:1    Promedio:5/5]

Hay estudios que señalan que el 40 % de los gatos sufre sobrepeso.  En todo caso, son los gatos que viven en casas y llevan una vida sedentaria los que tienen un mayor riesgo de engordar. Nos olvidamos de que tienen instinto cazador y su naturaleza consiste en saltar, trepar y cazar. Al tenerlos en casa pasan a una vida más sedentaria y sustituyen estos estímulos por una vida contemplativa. Así pues como resultado, tendremos un gato obeso.

Tener un gato obeso no es solo un problema estético. Acarrea diversos problemas de salud: diabetes, artritis, hígado graso, displasia de cadera, problemas de corazón y circulatorios, complicaciones urinarias…

Un gato obeso no es un gato feliz

Aquí te damos algunas pautas para evitar un gato obeso:

  1. Evita la sobrealimentación desde pequeños. Si acostumbramos a dar a nuestro gato más de lo que necesita, su estómago se adaptará a dicho volumen.
  2. Vigila su peso después de la esterilización. Después de la castración, los gatos aumentan entre un 10% y un 20% su peso.
  3. Juega más con tu mascota. Tu gato necesita movimiento. Puedes participar en sus juegos con pelotas, juguetes o perseguirlo por casa.
  4. Haz que la hora de comer sea un juego. Existen comederos que “dificultan” que el gato se coma su ración, de una manera compulsiva. Se pueden utilizar en momentos en los que nos interesa, que coma despacio. Estos comederos además estimulan su inteligencia, pues tendrá que buscar la manera de ir sacando el pienso, del recipiente, para comérselo.
  5. La presencia se nutrientes en su dieta tiene que ser compensada. Su alimentación ha de ser baja en carbohidratos y alta en proteínas de calidad. Evitar, en la medida de lo posible, piensos con alto contenido en cereales y grano..
  6. Dejar el cuenco de comida lleno permanentemente es perjudicial. Esto hará que consuma más calorías de las necesarias. Aconsejamos que saques el cuenco en las comidas concretas y después se lo retires.
  7. Mantener siempre una buena hidratación. El agua les proporciona una sensación de saciedad y hace que coman menos.
  8. Evita la compasión ante los ojos de gatito. No cedas y le des un capricho.
  9. No compartas tu comida con él. Algunos de nuestros platos pueden ser tóxicos para el felino.

En definitiva, por lo general, la obesidad, es un problema que generamos nosotros, los humanos, en nuestra convivencia con ellos.

En HuellaCanina.com recomendamos mantener a tu gato bien alimentado, y mantenerlo activo diariamente para garantizar el peso perfecto para él, para ello te ofrecemos una amplia gama de piensos tanto secos como húmedos que cubren todas las posibles necesidades de tu gato.

Tags: , , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13