noviembre 18, 2019
[Total:2    Promedio:5/5]

Las claves para que tu cachorro haga pipí y caca en la calle:

  • Método adecuado.
  • Dedicación por parte de los dueños.
  • Paciencia.

Los propietarios deben ayudar a que el cachorro aprenda a hacer sus necesidades en el lugar y momento correctos.

Debemos aprovechar la tendencia natural del cachorro a mantener limpio el lugar donde se encuentra y la recompensa por hacer las cosas bien. Nunca se debe utilizar el castigo.

Recuerda que los refuerzos positivos (premios) funcionan mejor que castigo.

Nunca utilices los golpes para tratar de educar a tu perro.

EL SECRETO DEL ÉXITO 

No existen métodos milagrosos de aprendizaje que ofrezcan resultados en 24 horas o menos.

Educar al perro a hacer sus necesidades en el lugar y manera correctos depende de: de un método adecuado, de la dedicación y constancia por parte del propietario y de una gran dosis de paciencia.

Los perros presentan desde cachorros una tendencia innata a abandonar la madriguera para hacer sus necesidades. De este modo ayudan a mantenerla limpia y reducen el riesgo de ser detectados por un depredador. También evita el riesgo de padecer enfermedades parasitarias.

EL PAPEL DE PERIÓDICO

Seguramente has notado que pasados unos 10 ó 20 minutos después de comer, tu perro quiere hacer sus necesidades. Lo ideal es que coloques papel periódico en el sitio en el que deseas que las haga.

Éste, debe estar alejado del lugar que tiene destinado tu perro para comer y beber agua.

Ten paciencia, deberás estar pendiente de los movimientos de tu perro.

En cuanto veas que empieza a dar vueltas en círculo mientras olfatea el piso como buscando algo puedes estar seguro de que está buscando el lugar donde miccionar o defecar.

Distrae a tu perro con una palmada o algún ruido y llévalo de inmediato al lugar donde colocaste las hojas de papel periódico.

Si orina o defeca sobre los periódicos, felicítalo con palabras suaves mientras lo acaricias.

Ahora, poco a poco, el perro identificará las hojas de papel periódico como un sitio permitido para hacer sus necesidades.

Deja pasar una semana para que aprenda correctamente y practique día a día.

Debes estar pendiente de tu perro cuando se acaba de despertar, cuando termina de comer o de beber. Estos son los momentos más comunes en los que ocurre un accidente. Debes volver a enseñarle desde el principio.

Ahora bien, si tu perro desde antes ya había elegido un lugar específico, puedes comenzar colocando el papel periódico ahí. Recorrelo poco a poco hasta que se encuentre en el sitio en el que habías pensado. (Desplaza en periódico 30 cm al día).

LOS EMPAPADORES O TRAINING PADS

Existen en el mercado una especie de pañales impregnados con un olor que el cachorro identifica como un sitio adecuado para orinar o defecar.

Puedes encontrarlos en tiendas de mascotas o clínicas veterinarias. Se les conoce también como training pads y suplen la función del papel periódico.

Han mostrado ser más eficaces desde el principio, cosa que no consigues con el papel periódico, sino hasta después de unos días de entrenamiento.

Cualquiera de los dos métodos funciona, pero estos pañales han sido diseñados especialmente para eso. La decisión de utilizar uno o el otro depende totalmente de ti.

LOS PASEOS EN LA CALLE

Es hora de enseñar a tu cachorro a hacer pipí y caca en la calle.

En circunstancias normales, el cachorro sustituirá de forma progresiva los periódicos para hacer pipí y caca en la calle.

Cuando el perro haga casi la totalidad de sus necesidades fuera de casa, los periódicos podrán ser retirados.

Procura sacar a pasear a tu perro justo cuando ya has calculado que quiere ir al baño (unos 10 ó 15 minutos después de comer).

Prémialo cuando haga pipí y caca en la calle.

Procura llevar bolsas de plástico para que recojas los deshechos..

No es correcto dejar excremento en las calles, podrías propiciar enfermedades.

Es muy importante que no regreses a casa justo después de que tu perro haya hecho pipí y caca en la calle.

Trata de seguir paseándolo durante unos minutos más antes de regresar.

APUNTES A TENER EN CUENTA

El control voluntario de tu perro sobre la micción y la defecación no es total hasta que cumple los 3 ó 4 meses de edad. Un cachorro de menos edad, necesitará más paseos a la calle.

En promedio, un cachorro de 2 meses puede tolerar 3 ó 4 horas antes de ir al baño, y este tiempo se va incrementando conforme el perro se va desarrollando.

No presiones a tu perro tratando de que aguante lo máximo posible.

Si a los 4 ó 5 meses de edad el cachorro no muestra ningún progreso, consulta a tu veterinario para descartar problemas clínicos que podrían estar asociados con esa incontinencia.

NUNCA LO CASTIGUES

Especialistas mundiales en comportamiento canino recomiendan evitar el castigo durante el aprendizaje de hábitos higiénicos, y más aún si el castigo consiste en usar la violencia.

Estudios científicos realizados sobre el tema han demostrado que sistemas como castigar al perro o restregar su hocico en la orina son por completo ineficaces y bastante traumáticos para el cachorro.

NO LO OLVIDES, EL ÉXITO ESTÁ EN LA PACIENCIA.

En HuellaCanina.com recomendamos el refuerzo positivo para el adiestramiento de nuestras mascotas, por lo que disponemos una gran variedad de golosinas y premios para el éxito de dicha tarea. Pincha aquí.

Tags: , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13