noviembre 26, 2020
Advertisement
[Total: 1   Promedio: 5/5]
Advertisement

El síndrome de cauda equina en perros es un proceso degenerativo de las vértebras lumbar 7 y sacra 1. Se encuentran al inicio de la cola.

Sus síntomas pueden confundirse con los de una displasia de cadera. Siempre es necesario el examen exhaustivo por parte de un veterinario para determinar el diagnóstico.

¿Qué es la cauda equina en perros?

La degeneración de ciertas vértebras lumbares y sacras, en concreto la L7 y la S1. Se encuentran justo donde se inicia la cola del perro. Cuando esa degeneración provoca la compresión o destrucción de las raíces nerviosas que forman la llamada cauda equina o cola de caballo, el perro sufre dolor. En los casos más graves, daños neurológicos que pueden llevarlo hasta una parálisis de sus cuartos traseros.

Hay que tener cuidado porque, en muchos casos, puede diagnosticarse, por error, una displasia de cadera cuando, en realidad, se trata de cauda equina en perros.
La estenosis lumbosacra o cauda equina en perros es un proceso degenerativo y, en consecuencia, progresivo en el tiempo. La compresión que se produce entre el espacio intervertebral de la L7-S1, produce un pinzamiento sobre las raíces nerviosas de la cauda. Esta inestabilidad que produce la compresión, acaba desplazando e identando el disco intervertebral, produciéndose una hernia discal, pinzando toda la cauda.

En términos veterinarios se habla de estenosis degenerativa lumbosacra.

¿Qué razas son más frecuentes de padecer el síndrome de cauda equina?

La cauda equina es frecuente, sobre todo, en perros de talla mediana y grande. Aunque las razas pequeñas tampoco están totalmente exentas de poder sufrir esta enfermedad.

Razas como el Golden Retriever, el Pastor Alemán o el Rottweiler están predispuestas a sufrir este tipo de problema y pueden presentar un síndrome de cauda equina conjuntamente con una displasia de cadera o incluso confundirse en el diagnóstico.

Advertisement

Síntomas de la cauda equina en perros

  1. Dolor al caminar
  2. Dificultad al levantarse
  3. Cojera
  4. El perro rechaza el paseo o lo acorta queriendo volver a casa
  5. Cola muerta: los perros con cauda equina no mueven la cola ni siquiera para saludar
  6. Los machos dejan de levantar la pata al orinar
  7. Arrastrar las uñas al caminar
  8. Incontinencia urinaria y fecal (en casos graves)
  9. Puede mostrar cambios de comportamiento e incluso agresividad si va a ser tocado
  10. Parálisis de los cuartos traseros (en los casos más graves)

Tratamiento de la cauda equina en perros

La detección precoz es el mejor tratamiento para este problema degenerativo.

Existen dos tipos de tratamientos para la cauda equina en perros:

1. Tratamiento conservador

  • Se administrarán antibióticos si la causa es infecciosa.
  • Se requerirá quimioterapia o paliativos si la causa es un tumor
  • Restricción del movimiento del perro: reposo parcial o total.
  • Alivio del dolor con antiinflamatorios, analgésicos y condroprotectores.

2. Tratamiento quirúrgico (en los casos más graves)

El veterinario buscará la descompresión de las raíces nerviosas afectadas y la estabilización de la fractura, hernia o luxación.

Es importante prevenir el sobrepeso porque éste agrava los síntomas.

En HuellaCanina.com disponemos de todo lo necesario para tu perro: desde condroprotectores y tratamientos para su salud, hasta dietas de la mejor calidad para evitar el sobrepeso.

Advertisement
Tags: , , , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13