noviembre 18, 2019
[Total:1    Promedio:5/5]

El calicivirus felino es un tipo de gripe felina muy común y contagiosa. Puede ser grave si no se trata a tiempo. En este post te explicamos sus síntomas y tratamiento.

El calicivirus felino no puede contagiarse de gatos a personas y tampoco de gatos a perros u otras especies domésticas.

¿Qué es el calicivirus felino?

Es un virus muy contagioso y especialmente peligroso en el caso de gatos con un sistema inmunitario débil. Provoca estornudos, descarga nasal, lagrimeo constante, fiebre, etc. El virus pertenece a la familia Caliciviridae y es del género Vesivirus.

No hay fármacos capaces de matar el calicivirus felino aunque la vacuna trivalente felina protege contra él, además de hacerlo contra el Parvovirus felino y el Herpesvirus felino.

El principal peligro del calicivirus felino es que es muy contagioso. Un gato curado puede continuar siendo portador de la enfermedad.

¿Cómo se contagia el Calicivirus felino?

Cualquier secreción nasal, lagrimal, etc. de un gato infectado contiene grandes cantidades de Vesivirus.

Principales vías de contagio del Calicivirus felino:

  • Contacto directo de un gato con otro gato que esté infectado o sea portador: estos virus pueden sobrevivir en el medio ambiente hasta una semana.
  • Contacto con objetos o espacios frecuentados por un gato infectado o portador: comederos, bebederos, camas, mantas, juguetes y otros accesorios pueden contener el virus y ser vía de contagio.

Los gatos portadores no suelen presentar síntomas pero, a través de su saliva, lágrimas y secreciones nasales, eliminan virus que suponen una fuente de contagio para otros gatos.

El estrés puede hacer aumentar la secreción de virus en gatos portadores del calicivirus

El gran problema es que se trata de un virus cuya cepa infecciosa muta con gran facilidad. Es la razón que explica que un animal vacunado pueda, también, contraer el virus. Aún así, la vacunación es, a día de hoy, la principal vía preventiva contra esta enfermedad.

¿Puede mi gato contagiarse de calicivirus?

Los gatos caseros también pueden contagiarse si tienen acceso al exterior.

¿Qué gatos están más predispuestos a sufrir la enfermedad?

Los felinos más predispuestos son aquellos con un sistema inmune inmaduro o debilitado. Entre ellos:

  • Gatitos de corta edad o de edad avanzada.
  • Gatos inmunodeprimidos porque padecen enfermedades como leucemia felina, inmunodeficiencia felina, leishmaniosis, etc.

En estos casos, el virus puede incluso causar la muerte del animal, que suele deberse a infecciones secundarias provocadas por bacterias asociadas a la gripe felina, o bien por deshidratación o desnutrición.

Si hay otros gatos en el hogar en el que vive el gato infectado, éste debe aislarse para evitar el contagio.

¿Cuáles son los síntomas del calicivirus felino?

La enfermedad afecta sobre todo a las vías respiratorias superiores del gato, pero también da síntomas de otro tipo. Como por ejemplo:

  • Estornudos.
  • Mucha secreción nasal.
  • Conjuntivitis y lagrimeo excesivo.
  • Llagas en la boca y la nariz, sobre todo en la lengua y el paladar.
  • Fiebre y depresión.
  • Pérdida de apetito: el gato deja de comer y de beber, lo cual es altamente peligroso.

Los síntomas del virus suelen aparecer de 2 a 10 días después de que el gato lo haya contraído.

Tratamiento para el calicivirus

El facultativo es, siempre, quien debe realizar el diagnóstico del calicivirus felino y pautar un tratamiento individualizado basado en: aliviar los síntomas, evitar que se agraven y controlar las infecciones secundarias que puedan derivarse de esta gripe felina.

El tratamiento suele consistir en:

  • Antibióticos para controlar las infecciones secundarias
  • Fármacos para frenar la secreción nasal
  • Medicinas para ayudar al gato a respirar sin dificultad.

Es bastante útil limpiar constantemente los ojos y nariz del gato con una gasa estéril. Evitaremos complicaciones por acumulación de bacterias, sin producirle al gato un alto nivel de estrés durante la limpieza.

También es recomendable mantener al gato en un ambiente confortable. Alejado de las corrientes de aire pero en una estancia bien ventilada.

Se aconseja ofrecerles alimentos a temperatura templada, que sean muy apetecibles y olorosos.

Un gato que deja de comer y beber a causa de la enfermedad debe ser rápidamente asistido y hospitalizado para que se le suministre alimento por vía intravenosa. Si no, podría desnutrirse, deshidratarse e incluso morir.

En HuellaCanina.com aconsejamos entre otras cosas el uso de piensos adecuados y de calidad y ricos en nutrientes para fortalecer el sistema inmune.

Tags: , , , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13