septiembre 19, 2020
Advertisement
[Total: 1   Promedio: 5/5]
Advertisement

En este post repasamos aquellos alimentos que tradicionalmente se ha creído que eran buenos para los felinos y, en realidad, representan un peligro para su salud. Son alimentos tóxicos para gatos.

Alimentos tóxicos para gatos

Los gatos tienen la dentición, el sistema digestivo y metabolismo preparados para digerir y aceptar sólo cierto tipo de alimentos o ingredientes. Cuando un gato ingiere un alimento tóxico para su organismo, puede tener consecuencias graves. Estas dependerán del nivel de toxicidad de dicho alimento, o de la cantidad que ingiera el gato. Existen ingredientes como la sal que pueden ser beneficiosos en cierto punto, ya que si ingieren grandes cantidades pueden convertirse en alimentos tóxicos para gatos. El listado de alimentos prohibidos para gatos es largo. Incluye desde frutos secos como las nueces de Macadamia hasta frutas y verduras como los tomates verdes crudos, las uvas o las patatas crudas. También ciertos tipos de carnes y pescados.

Alimentos prohibidos que tú también creíste que eran buenos para tu gato

Lamentablemente, el desconocimiento hace que muchas personas ofrezcan a sus gatos alimentos tóxicos sin saberlo.

Algunos de esos alimentos peligrosos para gatos son los más recomendados por algunas personas.

En este post vamos a repasarlos:

  1. La leche: siempre se relaciona a los gatos con la leche. Sin embargo, sin llegar a ser un alimento tóxico, la leche puede ser un alimento peligroso para los gatos. Muchos felinos son intolerantes a la lactosa. La leche, por tanto, puede provocar alergias e intolerancias alimentarias.
  2. El atún enlatado para consumo humano: el atún en sí no es tóxico, pero carece de taurina. La taurina es un aminoácido imprescindible para el correcto funcionamiento del corazón de los gatos (entre otros órganos). Ofrecer atún enlatado para consumo humano frecuentemente podría generar una deficiencia de taurina en su organismo. Le podría provocar problemas cardíacos. Existen latas especiales de atún para gatos a las que se les ha añadido taurina.
  3. Advertisement
  4. Las vísceras de pescado: Popularmente se cree que el gato es un animal pescadero por naturaleza. En parte, esta afirmación es cierta ya que el gato es un carnívoro estricto y, por tanto, necesita basar su dieta en la ingesta de proteína animal, contenida tanto en la carne como en el pescado. Sin embargo, lo que muchos propietarios felinos desconocen es que la ingesta de vísceras de pescado en gran cantidad o con mucha frecuencia puede provocarle al gato parálisis o rigidez muscular. Esto es porque las vísceras de pescado contienen un componente que destruye la vitamina B1. Sin esta vitamina, los músculos se paralizan. Las vísceras de pescado crudo deben ser consideradas un alimento tóxico para gatos.
  5. Las espinas de pescado: los gatos no están hechos para comer espinas.  Las espinas de pescado son otro de los alimentos prohibidos para gatos. Pueden provocar perforaciones en diferentes partes del tracto digestivo. Al contrario de lo que la mayor parte de la población considera, los gatos no pueden comer pescado con espinas sin que ello suponga un riesgo para su salud.
  6. El pescado crudo: si no se ha congelado antes, el pescado crudo puede contener el temido parásito Anisakis. Puede causar en el gato molestias estomacales.
  7. El jamón dulce y otros embutidos salados: de costumbre popular se premian a los gatos con un trocito de jamón o longaniza. Sin embargo, los embutidos salados son peligrosos para los gatos por su alto contenido en sal. En gatos, los problemas renales son frecuentes y una dieta demasiado salada agrava el riesgo de sufrir este tipo de enfermedades.
  8. El chocolate: este alimento es tóxico tanto para gatos como para perros. Contiene una molécula llamada teobromina que el organismo de estos animales no es capaz de metabolizar correctamente.

Ante cualquier sospecha de que nuestro felino pueda haber comido algún alimento tóxico para gatos, siempre hay que acudir rápidamente al veterinario. En algunos casos, un lavado de estómago de urgencia puede salvar la vida al felino.

Síntomas de una intoxicación en gatos

Cuando un gato ingiere un alimento tóxico para su organismo, desarrolla alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Vómitos y diarreas, a veces con sangre
  • Irritación gástrica
  • Dificultad respiratoria
  • Convulsiones, espasmos, temblores
  • Pupulas dilatadas
  • Estado depresivo
  • Anorexia: el gato deja de comer
  • Ataxia: dificultad de coordinación de las extremidades, el gato se tambalea
  • Pérdida de conocimiento
  • Micción frecuente

En HuellaCanina.com conocemos la importancia de una buena alimentación; por lo que disponemos de una amplia gama de piensos de máxima calidad.

Advertisement
Tags: , , , ,
   

También puede interesarte...


A continuación puedes pedirnos más información o por teléfono al 964 63 95 13